¡Hábitos que equilibran las hormonas para adelgazar!

Perder peso ciertamente puede ser una lucha. Con todas las diferentes dietas, bebidas, píldoras y polvos en el mercado que afirman ser la mejor solución para perder peso, averiguar por dónde empezar puede ser un desafío.

La Dra. Sara Gottfried, MD formada en Harvard y autora de best-sellers, ha decidido compartir sus secretos para bajar de peso y mejorar la salud en general mediante el establecimiento de un equilibrio hormonal. Ha creado un curso titulado “Cómo equilibrar las hormonas para una piel radiante, un sueño más profundo y una mejor digestión”. El aumento de peso excesivo crea inflamación y estrés oxidativo en el cuerpo, lo que promueve aún más el almacenamiento de grasa. Esto crea un círculo vicioso de desequilibrio hormonal, síntomas y enfermedades que pueden afectar en gran medida su salud. Según Gottfried, la clave para mejorar su salud y perder peso es revertir las fallas hormonales, lo que a su vez puede ayudarlo a controlar los antojos y disminuir el almacenamiento de grasa en el cuerpo, especialmente la grasa abdominal.

Gottfried enfatiza que no todas las calorías son iguales. Las calorías de algunos alimentos te hacen almacenar grasa abdominal, mientras que otros alimentos te hacen conservar músculo y quemar grasa, por lo que las diez estrategias clave que sugiere implican principalmente alimentos. Ella explica que reducir la grasa abdominal implica restablecer las hormonas de la grasa abdominal: insulina, leptina, cortisol, hormona del crecimiento y adiponectina.

¡Aquí están sus diez estrategias clave!

1. Come verdolaga

La verdolaga ofrece la fuente más rica de omega-3 y melatonina que puede obtener de un vegetal verde. Su densidad de nutrientes fortalece las sinapsis, las conexiones en el cerebro, para mejorar la memoria y el aprendizaje. Se cree que los ácidos grasos omega-3 revierten los cambios dañinos en la grasa del vientre producidos por la fructosa, por lo que Gottfried sugiere agregar verdolaga a sus ensaladas.

2. Practica HIIT

Se sabe que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) ayuda a reducir la grasa corporal. Implica hacer ejercicio a alta intensidad durante 30-75 segundos, separados por 2-3 minutos de ejercicio a menor intensidad. Estas ráfagas de entrenamiento de alta intensidad permiten una pérdida de grasa mucho mayor que el ejercicio cardiovascular constante.

3. Come proteínas

Comer poco proteínas y carbohidratos en exceso puede provocar un aumento de peso. Las lentejas, las legumbres, el salmón o el bacalao orgánico capturado en la naturaleza o la carne de res orgánica alimentada con pasto son proteínas antiinflamatorias que pueden ayudarlo a mantenerse lleno y nutrir su cuerpo.

4. Deshazte del alcohol

Las calorías líquidas de los refrescos, los jugos azucarados y el alcohol ayudan a almacenar la grasa abdominal. Si realmente quiere perder grasa corporal y perder peso, no hay lugar para el alcohol en su dieta.

5. Elimina el gluten y los lácteos

El gluten y los lácteos son las intolerancias alimentarias más comunes. Las investigaciones sugieren que no consumir gluten puede reducir la grasa, la inflamación y la resistencia a la insulina. Las intolerancias alimentarias tienden a aumentar las hormonas del estrés como el cortisol y pueden desencadenar inflamación.

6. Manejar el estrés

El estrés crónico eleva los niveles de cortisol, lo que puede provocar aumento de peso, acumulación de grasa y degradación de los músculos. Encuentre una manera de manejar su estrés, ya sea a través de baños de aceite esencial, yoga, meditación, ejercicio o una salida creativa.

7. Limite la fructosa

La fructosa es el azúcar más dañino metabólicamente. No le dice a su cerebro cuándo está lleno, por lo que todavía siente hambre y sigue comiendo. La fructosa va directamente al hígado, donde crea grasa y desencadena la resistencia a la insulina y la leptina, lo que produce inflamación, estrés hepático y más grasa visceral.

8. Duerma lo suficiente

Para quemar grasa visceral, el cuerpo necesita de 7 a 8,5 horas de sueño ininterrumpido. El sueño mantiene bajo control los niveles de cortisol e insulina, así que asegúrese de descansar bien por la noche con regularidad.

9. Aumente la adiponectina

La adiponectina actúa entre las células grasas y el cerebro. Cuando los niveles son bajos, puede hacer que el cuerpo almacene grasa. Mientras más adiponectina tenga en sangre, más grasa corporal podrá quemar. Para aumentar la adiponectina, coma pistachos y semillas de calabaza, consuma al menos 35 gramos de fibra al día y asegúrese de consumir magnesio en su dieta.

10. Considere un mini ayuno

El ayuno intermitente funciona tan bien como la restricción calórica con el fin de reducir la grasa visceral. Gottfried sugiere una ventana de 18 horas para las mujeres y una ventana de 16 horas para los hombres.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!